feb 252014
 

Según un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid, se han conseguido documentar más de 2.300 usos que se le dan a las palmeras en las comunidades indígenas y mestizas en países como Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia.

Publicado en la revista ‘Botanical Review’, el estudio señala que, en las regiones objeto de análisis, la mayoría de las especies se usan para alimentación humana, tanto para el consumo directo, como para la preparación de bebidas y la obtención de aceites. Con la savia, que se desprende al cortar hojas e inflorescencias de algunas especies, se fabrica vino de palma. Los frutos de las palmeras son comestibles o bien por el hombre o bien por el ganado. De algunos frutos, como el coco se obtienen aceites, margarina, miel e incluso jabón.

También destaca su uso para fabricar utensilios y herramientas de uso doméstico, para caza y pesca, y para el trabajo en sus campos de cultivo. Cuerdas, sombreros, cestos, chozas, alfombras son algunos de los elementos que también se confeccionan.

Las palmeras tienen además un papel fundamental en la construcción de casas, siendo sus hojas las protagonistas de los techos.

En cuanto a la parte ornamental, muchas de ellas se usan en rituales y ceremonias, como adorno personal en sus fiestas e incluso con fines cosméticos.

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>