oct 152013
 

Evidentemente cada cultivo, planta, árbol, palmera, requiere un tamaño adecuado de maceta en función de su desarrollo vegetativo. No vamos a entrar en este tema porque sería bastante complejo y variado. Sin embargo si vamos a tratar de explicar la importancia de elegir el tamaño adecuado para el crecimiento de nuestras plantas y no caer en el error de saltar demasiados pasos en el tamaño de la maceta. Es por ello que decimos que el tamaño de la maceta si que importa.

¿Por qué?

Lo explicaremos con un ejemplo de cómo se gestionan los trasplantes en los viveros. Poniendo el ejemplo de las palmeras, están surgen de la germinación de una semilla que una vez germinada se coloca en un semillero. Los semilleros son bandejas llenas de huecos a modo de mini macetas donde lo habitual es ponerlas en bandejas de 40 semilleros (aunque depende de la especie) que suelen tener unos 200 centímetros cúbicos de capacidad, algo menos que el equivalente aproximado de una vaso de agua. En condiciones normales pasa un año, la palmera enraíza y se trasplanta a una maceta del 12 o el 14, que nos indica el diámetro de ésta y que tiene un volumen aproximado de entre 1 y 1,5 litros. Pasados uno o dos años dependiendo del ritmo de crecimiento y enraizamiento se pasa a un tamaño del 20 ó 22, equivalente a unos 5 ó 7 litros. Vuelven a pasar otro par de años y entonces ya se puede saltar a tamaño 30 ó 35 yéndonos a unos 17 ó 24 litros de capacidad, y así sucesivamente. No existe una norma fija, pero saltar a un volumen de maceta unas 3 veces en volumen puede ser razonable o incluso a un volumen algo menor.

Tamaños de macetas utilizadas en viverismo

Tamaños de macetas utilizadas en viverismo

De hecho si hubiéramos tomado dos plantones idénticos y a uno lo hubiéramos trasplantado directamente a la maceta de mayor tamaño y el otro lo hubiéramos trasplantado sucesivamente en distintos tamaños, el resultado seria que la que ha recibido sucesivos trasplantes es una planta con más consistencia y con mayor capacidad de crecimiento que la primera.Pues muy sencillo, porque para empezar la planta no habría crecido más rápido y en segundo lugar no tendríamos una planta tan sólida como la que ha ido consolidando el cepellón en sucesivas capas.

Esto tiene su explicación lógica. Cuando las raíces de las plantas tocan las paredes, van dando vueltas alrededor de la maceta lo cual hace que las raíces se encuentren mejor aireadas que si están dentro del cepellón. Por otro lado se consolida su sistema radicular. Evidentemente dentro de un orden, pues si dejamos demasiado tiempo la planta en la misma maceta y sus raíces ya la han ocupado completamente, en ese caso si que se ralentizaría su crecimiento al no poder desarrollar más raíces.

Por otro lado también hay un tema adicional de eficiencia en el abonado. Si tenemos una planta pequeña en una maceta muy grande donde sus raíces ocupan no mas del 5 ó 10 % del volumen de la maceta y estamos abonando, el abono se repartirá entre todo el sustrato de la maceta, mientras que la planta sólo podrá absorber el que esté cerca de sus raices, quedando el resto sin uso.

Conclusión, si no hay mas remedio se puede trasplantar con grandes transiciones, pero si es posible, mejor hacerlo progresivamente, conseguiremos plantas más resistentes y vigorosas.

 

oct 122013
 

Muy buena cuestión y no tan sencilla de responder pero si muy importante, pues de todos los factores que afectan al éxito de tener una planta en perfecto estado, vigorosa y sana, sin duda el más importante (pero no el único) es su ubicación. Y cuando decimos ubicación nos referimos evidentemente a dónde la colocamos, pero ello implica su ubicación, que orientación va a tener, que cantidad de luz, temperatura, humedad, ventilación, etc.

Factores colocacion plantas palmeras palmspace

Ubicación. Es muy importante conocer las necesidades que tiene cada planta en cuanto al lugar que debe ocupar y si disponemos del entorno adecuado para ella. Esto es, si se adapta bien a condiciones interiores probablemente con poca ventilación y cierta falta de luz o si requieren estar en exterior. En el entorno de las palmeras, algunas requieren una exposición directa al sol para que puedan desarrollar toda su belleza, como es el caso de la braeha armata, mientras que otras como la howea fosteriana resultan de mayor belleza cuando están en interiores en estadios jóvenes, si bien cuando se aclimatan a exteriores su desarrollo y belleza es mucho mayor. Sin embargo el hecho de estar en exterior o interior tiene principalmente unas connotaciones de temperatura. Hay muchas plantas y palmeras que no resisten heladas por lo que si estamos en un clima donde en el invierno pueden darse algunas heladas, aunque sean ocasionales, pueden acabar con ellas. Otras sin embargo prefieren estar al exterior pero protegidas de vientos, por lo que son ideales para patios interiores. Es por tanto muy importante conocer de antemano la resistencia al frío que tiene cada una de nuestras plantas y sus necesidades de insolación.

Orientación. A las plantas en general y a las palmeras en particular, no sólo la agradecen, sino que necesitan mucha luz, especialmente en la época del año de más calor que es cuando tienen un mayor desarrollo. Por eso es importante colocar las plantas próximas a las ventanas y preferentemente en orientación sur, ya que de esta manera, recibirán muchas más horas de sol directo. Sin embargo no todas las plantas necesitan sol directo e incluso puede llegar a ser perjudicial para ellas. Por ejemplo una howea fosteriana (kentia) joven sometida a luz directa dará como resultado la quemazón de sus hojas, al menos hasta que con el tiempo se aclimate. La mayoría de palmeras necesitan bastante luz, por lo que no es aconsejable ponerlas en orientaciones norte donde la falta de sol y por tanto menor cantidad de luz hará que su desarrollo no sea el adecuado.

Luz. ¿Intensa, difusa o suave? Cada planta tiene unas necesidades de luz y de sol directo. En el caso de las palmeras prácticamente todas requieren estar ubicadas con mucha luz y preferentemente con luz directa, aunque no todas responden a este patrón. Por ejemplo, las que tiene la hoja de color verde azulado como Braeha Armara, Nannorrophs Ritchiana Silver, Bismarkia Nobilis, etc., si deben estar al sol si queremos que desarrollen ese característico color azulado. En el resto de los casos preferentemente al sol, aunque cuando las palmeras son jóvenes no es conveniente que estén expuestas todo el día al sol.

Temperatura. Las plantas necesitan una temperatura mínima para sobrevivir y unas temperaturas cálidas para poder desarrollarse adecuadamente. Esta limitación la tienen más las plantas que situamos al exterior, ya que las de interior lo normal que su temperatura oscile entre los 20 y 25 grados a lo largo del año. En cambio las de exterior dependiendo de la zona tendrán que soportar temperaturas bajo cero. En ese caso lo recomendable es buscar especies que soporten como mínimo unos grados menos que la temperatura más baja que se pueda registrar. Por ejemplo en zonas costeras  deberían plantarse en intemperie y sin protección palmeras que soporten al menos 5 ó 6 grados bajo cero ya que en ocasiones se pueden llegar a alcanzar esas temperaturas. De mismo modo en interior deberían plantarse palmeras con una resistencia de al menos 10 ó 12 grados bajo cero e incluso más bajo, dependiendo del lugar.

Humedad. Esto afecta sobre todo las plantas de interior donde los ambientes suelen ser más secos por motivo de aires acondicionados y calefacciones y cuando las especies requieren mayor humedad no queda más remedio que humectar la planta periódicamente con un pulverizador, o bien instalando un humectador que eleve la humedad relativa de la vivienda. Hay que tener la precaución de no pulverizar ni mojar con agua las plantas que se encuentren en floración. No obstante, con una humedad en torno al 50% es suficiente para la mayoría de las plantas.

 

 

sep 102013
 

Se la conoce como Palmito aserrado (en inglés Saw palmetto). Originaria de los Estados Unidos, es de las más abundantes en su estado natural.

Serenoa Repens Palmspace palmeras resistentes frio cold resistant palms JL3_4909

Es de naturaleza arbustiva con troncos generalmente rastreros e incluso subterráneos que pueden alcanzar hasta 4 metros de longitud y que producen hijuelos. Esto hace que se configuren conjuntos bastante tupidos.

Palmera serenoa repens palmspace

Sus hojas son palmadas con segmentos poco numerosos y verdes.

Palmera serenoa repens palmspace

Resiste heladas intensas de hasta 12 e incluso más grados bajo cero, así como los vientos y la salinidad, tanto en el sustrato como en el agua, lo que la hace especialmente adaptable a entornos costeros.

Desde muy antiguo se le atribuyen propiedades medicinales y en la actualidad sus frutos se utilizan para la obtención de fármacos.

Palmera serenoa repens palmspace

Palmera Serenoa Repens en maceta de 5 litros en nuestros invernaderos

ago 272013
 

El Sabal Minor, originario del sureste de los Estados Unidos, también es conocido como Palmito enano o Palmito de los pantanos.

Sabal minor, palmera muyy resistente al frío

De crecimiento muy lento, se caracteriza por su tronco subterráneo y por su gran resistencia a las bajas temperaturas, siendo de las muy pocas especies de palmeras que resiste por debajo de 20 grados bajo cero.

Rara vez y únicamente en los ejemplares con muchos años, se la encuentra con el tronco desarrollado, siendo bastante atípico encontrar ejemplares de más de 2 metros de tronco y de más de 30 centímetros de diámetro.

 

Sabal minor, palmera muyy resistente al frío palmspace

Como la mayoría de las palmeras, su desarrollo se acelera si está en zonas en las que los veranos son cálidos y prolongados, y más aún si recibe abundantes riegos y un abonado adecuado. No obstante resiste bien la sequedad.

Sabal minor, palmera muyy resistente al frío

Prefiere suelos bien drenados y ricos en materia orgánica, y aunque tolera la sombra, prefiere el pleno sol. Sin embargo no se adapta a entornos salinos. Excepto en este tipo de entornos, por susy resistencia, es adaptable prácticamente a cualquier entorno.

Sabal minor, palmera muyy resistente al frío

Sus hojas son de color verde azulado.

Sus semillas germinan con relativa facilidad, aproximadamente a los dos meses de plantarlas.

 

Sabal minor semillas

 

 

ago 032013
 

También conocida como palmera aguja, erizo o palmera puercoespín, su origen se sitúa en los Estados Unidos y se caracteriza por ser una de las más resistentes al frío, ya que su resistencia se cifra en -23 grados centígrados, si bien se han documentado casos llegando a soportar heladas de hasta -28 grados. De hecho junto con el Sabal Minor y Nannorrhops Ritchiana es la especie que más resistencia al frío tiene.

Aunque resiste bien las heladas, se desarrolla mejor si los veranos son cálidos. Suele encontrarse en su hábitat natural en la sombra o semisombra, en zonas boscosas y húmedas. Dado su porte no muy grande, suele crecer a la sombra de otros árboles. Sin embargo, bajo pleno sol se desarrollará más rapidamente, especialmente si le ofrecemos un buen abonado y riegos periódicos procurando que el sustrato esté siempre húmedo

Su porte es de tipo arbustivo, desarrollando un tronco fibroso y lleno de espinas (de ahí su nombre).

A diferencia de la mayoría de palmeras, se produce un enraizamiento de los tallos rastreros que le permiten producir hijuelos que pueden llegar a independizarse.

Rhapidophyllum hystrix en vivero palmspace

Aunque es más apta para exteriores, por su tamaño, origen y necesidades de luz y humedad, puede ser una alternativa para interiores siempre que disponga de luz suficiente. Además su nivel de mantenimiento es muy bajo.

Debido a lo afilado de sus agujas del tronto, unido a su bajo mantenimiento y alta resistencia, también utiliza como barrera natural para delimitar espacios.

 

Rhapidophyllum hystrix

 

may 072013
 

Este articulo pretende dar unas pautas sobre como mantener y cuidar una palmera trasplantada a una maceta con sistema de autoriego. Concretamente se ha utilizado como ejemplo y para ilustrar las explicaciones, un Trachycarpus Wagnerianus trasplantado de maceta de 5 litros a maceta ciega de 9 litros.

La Palmera

El Trachycarpus Wagnerianus es una palmera muy resistente al frío y al viento, y en general a las enfermedades, lo cual la convierten en una palmera muy duradera. Sin embargo hay que tener en cuenta una serie de pautas de mantenimiento mínimas para poder disfrutar de esta palmera durante muchos años. Mas información sobre esta especie en esta entrada del blog.

Trachycarpus wagnerianus promo CSIC conjunto

La maceta

La  maceta elegida es de fondo cerrado, fabricada con polipropileno que es resistente tanto a los rayos UV como al hielo. Es por tanto una maceta diseñada tanto para uso interior como exterior.

Exposición a la intemperie

El Wagnerianus tolera perfectamente la exposición a pleno sol. Sin embargo, siempre que compramos una planta, es conveniente preguntar cuáles han sido sus condiciones ambientales durante los últimos meses. Lo normal es que su origen sea un umbráculo o invernadero. Éstos  suelen utilizar mallas de sombreo, por lo que no habrá tenido exposición directa al sol. Por tanto no conviene que durante los primeros meses esté expuesta directamente a pleno sol durante todo el día. Sin embargo no es problema que esté expuesta al sol durante algunas horas, al menos hasta pasados unos meses y después de un periodo razonable de aclimatación, especialmente si esto se produce durante los meses de verano.

La única precaución de colocarla en exterior descubierto es vigilar el depósito de agua después de lluvias por encima de los 20 litros por metro cuadrado. En caso de encharcamiento por exceso de riego o por lluvia, y cuando el indicador de agua supere el nivel máximo, se deberá realizar un vaciado a la mayor brevedad posible. Esto se realizará con un tubo flexible y transparente que se introducirá en el depósito a través del tubo de riego. Para más información sobre este tema, te sugerimos que visites  nuestra entrada en el blog.

Abonado

En cuanto a sus cuidados, si el trasplante se realizó con abono de liberación lenta para 10/12 meses, durante el primer año no será necesario que la abones. Transcurrido ese tiempo se recomienda utilizar abonos líquidos, considerando el sistema de riego de la maceta. De todas formas cuando la trasplantes te recomendamos que mezcles en el sustrato abono de liberación lenta de larga duración. De esa manera te aseguras que la planta está abonada durante varios meses sin correr el riesgo de excederse ni dejarla sin nutrientes.

Riego

Se recomienda vigilar la humedad del sustrato, además del nivel de agua de la maceta. A diferencia de otros sistemas de autoriego, esta maceta incorpora en su depósito inferior arlita expandida, que tiene la propiedad de retener la humedad, por tanto es posible que aunque el depósito no contenga agua, la parte baja del sustrato mantenga todavía un nivel de humedad elevado. De todas formas la propia varilla de bambú que está alojada en el tubo de riego es un testigo del nivel de humedad ya que cuando la saques, aunque no haya indicios de agua, si verás si todavía esta húmeda en el extremo, señal de que la maceta todavía está con humedad. No obstante ante la duda, introduce un dedo o la propia caña de bambú en el sustrato para verificar que efectivamente es necesario volver a regar.

Como norma general, cuando el sustrato está con poca humedad, la maceta admitirá entre 1 y 1,5 litros de agua hasta el límite máximo marcado por la caña de bambú.

Tratamientos fitosanitarios

Los tratamientos tanto fungicidas como de insecticidas es conveniente realizarlos de forma periódica y preventiva, con un máximo de 6/8 semanas entre tratamientos. Aunque hay productos fitosanitarios sistémicos que se aplican de forma aérea y se trasmiten al sistema raticular protegiendo a las raíces de enfermedades, es conveniente aplicar estos productos, además de a la parte aérea, directamente al sustrato a través del agua de riego.

Trasplante

El caso de esta palmera, una vez trasplantada de un contenedor de 5 litros a uno de 9 litros, su trasplante no será necesario hasta pasados al menos un par de años. Sin embargo, bajo determinadas condiciones es posible que la planta crezca más de lo habitual y que por tanto sea recomendable hacerlo al cabo del año.

Recomendamos utilizar para ello la fibra de coco, ya que es de los soportes que más tiempo mantiene sus cualidades intrínsecas ademas de tener un drenaje muy bueno.

Cuando se produzca el cambio de maceta, es recomendable utilizar el abono de liberación lenta de larga duración mezclado con el sustrato. De esta forma las raíces absorberán mucho mejor y de forma más homogénea sus nutrientes que si se realiza un abono superficial.

abr 292013
 

El Wagnerianus, palmera de origen japonés, pertenece a la familia de los Trachycarpus. Es una de las especies que se está posicionando mejor en el mercado de las palmeras, principalmente por su aspecto compacto y por su resistencia al frío y al viento, ya que éste último no le perjudica sus hojas como sí lo hace a otros miembros de la familia Trachycarpus, especialmente al Fortunei.

Trachycarpus wagnerianus Palmspace palmeras resistentes frio cold resistant palmsSu aspecto compacto tipo bonsai (referido al tamaño y apariencia de sus palmas) la hacen una palmera singular que sin duda está ganando terreno en el mercado de venta de palmeras.

Sus características principales son:

  • Apariencia esbelta a la vez que compacta, tipo bonsai.
  • Muy resistente al viento, manteniendo su aspecto vivo y sano a pesar de la fuerza del viento.
  • Muy resistente a bajas temperaturas, llegando a soportar hasta -20 grados celsius.
  • Se adaptan a cualquier climatología.
  • Resisten el pleno sol pero también dada su resistencia son adecuadas para interiores iluminados, especialmente en edades tempranas.
  • En maceta, en ambientes interiores, tiene una velocidad de crecimiento relativamente baja. Sin embargo en exteriores, directamente en suelo y bien soleado, su crecimiento será relativamente rápido.
  • Es muy resistente a plagas en general. Sin embargo si la mantenemos en maceta, especialmente en interiores, es conveniente tratar el sustrato con un fungicida sistémico de forma periódica para prevenir posibles enfermedades.

Tienen unas necesidades de riego medio, por lo que los riegos se pueden distanciar bastante, especialmente en invierno. Son fáciles de cuidar y muy agradecidas, ya que con unos cuidados mínimos se mantendrá siembre esbelta y sana.

Actualmente disponemos de ejemplares de entre 3 y 4 años que se sirven para el mercado minorista en maceta decorativa y con sistema de autoriego y abonado de larga duración de 12/14 meses, rematadas con marmolina, tal y como se muestra en las fotografías.

Palmera resistente al frío ideal para jardines costeros y también para jardín de interior.

Trachycarpus Wagnerianus – Muy resistente al frío

Trachycarpus Wagnerianus como planta de interior

Trachycarpus Wagnerianus como planta de interior

Es sin duda una palmera de muy largo recorrido que con unos mínimos cuidados dará muchas satisfacciones, manteniéndose  verde y sana a lo largo de toda su vida.

ene 202013
 


Imagen

Palmera singular, bonita y resistente al frío, con hojas azul-verdes en forma de abanico. De hecho, es quizás junto con la Bismarkia Nobilis, una de las palmeras de hojas azules más ornamental. Esto es debido a una cubierta brillante de tipo ceroso que cubre a las hojas.

De crecimiento lento, puede llegar hasta más de 10 metros de altura y 40-50 cm de diámetro.

Resistencia

Puede tolerar heladas hasta 10 º C bajo cero, siempre y cuando se mantenga en terreno muy bien drenado.

Luz

Le gusta estar a pleno sol

Riego

Puede tolerar largos periodos de sequía en estado adulto. En épocas frías conviene dejar secar el sustrato entre riegos. Durante el resto del año le gustan los riegos moderados.

Conviene utilizar un sustrato bien drenado lo que facilitará su crecimiento.

Ubicación

Ideal para su uso en jardines, se puede utilizar como planta de interior durante los primeros años y siempre que esté en un lugar con mucha luz y preferentemente con algunas horas de luz solar directa, ya que es ésta la que le da su característico tono azulado. Dado su lento crecimiento y su singular picmentación puede ser una buena compañera en interiores si bien hay que estar atento a los hongos en las raíces por lo que es conveniente añadir al agua de riego un fungicida sistémico de forma periódica.

Braeha Armata plantada directamente en tierra

Braeha Armata plantada directamente en tierra