feb 022015
 

Las palmeras se asocian habitualmente con climas tropicales, por lo que para muchos es realmente sorprendente que algunas especies puedan resistir tan bajas temperaturas y puedan tolerar ambientes helados y bastantes grados bajo cero durante el invierno. Este blog, de hecho está orientado hacia este tipo de palmeras, pero sin perder de vista otras interesantes especies también resistentes al frío.

A modo de introducción, hay varias especies de estas palmeras que crecen con éxito en climas áridos tanto en zonas frías de Estados Unidos como en América del sur y Asia que es donde se pueden encontrar en su hábitat natural.

Aquí puedes encontrar algunas de las palmeras resistentes al frío que se pueden adecuar bien a un jardín por muy frío que este sea:

Puedes encontrar más información de estas especies y sus características en este blog y en nuestra web.

Es importante tener en cuanta varios aspectos a la hora de seleccionar la especie. En primer lugar asegurarse que está dentro del rango de temperaturas mínimas que se podrán llegar a alcanzar, ya que esto será un factor importante que determinará que la palmera podrá desarrollarse correctamente durante muchos años. No obstante también desempeña un rol importante otros factores como la nutrición, las concisiones en que se ha trasplantado, y en general la salud con la que cuente la palmera. Una palmera sana sobrevivirá mucho mejor a temperaturas extremas que una enferma o mal fertilizada, ya que en este caso su umbral de resistencia probablemente sea unos grados menos que son los que pueden marcar la diferencia entre aguantar el frío o no.

En cualquier caso, por muy resistentes al frío que sean las palmeras, siempre estarán mejor si están juntos a otra vegetación que las proteja del viento que si la palmera está plantada aislada y sin protección. Igualmente será mejor plantarlas en una zona soleada, preferentemente en orientación sur o este  que en orientación norte con de no le de el sol durante el invierno. Por tanto es importante protegerlas del viento cuando sea posible.

Si están en una zona más expuesta la mejor opción es protegerlos durante el invierno, especialmente en los días más fríos. Para ello una buena opción  es utilizar las llamadas mantas térmicas envolviendo sus troncos y hojas, especialmente en los ejemplares más pequeños, ya que al no estar completamente desarrollados, no tienen la misma resistencia que un ejemplar adulto.

 

 

mar 022014
 

La Chambeyronia Macrocarpa es una palmera muy singular debido al color rojizo de la hoja durante los días siguientes a su apertura. Por eso también se le conoce comúnmente como Palmera roja de Nueva Caledonia.

Chambeyronia Macrocarpa Palmspace palmeras y plantas resistentes al frio  1

El origen de esta palmera se encuentra obviamente en Nueva Caledonia, siendo su hábitat los bosques húmedos tropicales de hasta los 1000 metros de altitud. Se encuentra en nuestro entorno desde los años 90, que  fue introducida en los jardines del Suroeste de Europa, adaptándose bien y demostrado ser lo suficientemente rústica y resistente para soportar las condiciones de nuestro clima, especialmente en entornos costeros, ya que por su origen, no soporta bien el clima seco.

La Chambeyronia Macrocarpa llega a alcanzar hasta los 20 metros de altura, pero esto se da únicamente en zonas tropicales, ya que aunque resiste ligeras heladas de hasta 4 grados bajo cero, los ejemplares más grandes únicamente se encuentran en su hábitat natural o en entornos similares. Tampoco le gusta mucho el viento, por lo que es conveniente ponerla en lugares soleados o en semisombra pero resguardados del viento, especialmente en las épocas más frías del año. En cuanto a los cuidados, si está en un entorno adecuado, no requiere grandes cuidados, siempre que el suelo sea fértil y esté bien drenado, todo ello acompañándolo con riegos frecuentes.

Chambeyronia Macrocarpa Palmspace palmeras y plantas resistentes al frio  2

En cuanto a su morfología, la Chambeyronia Macrocarpa está formada por un sólo tronco que puede llegar a los 30 cm de diámetro, adquiriendo forma anillada y con un ligero ensanche en su base. El capitel permanece de color verde y sus hojas pinnadas le dan un porte muy elegante, además de adquirir un color rojo intenso pero efímero, ya que sólo dura los primeros días de su despliegue, tornándose a los pocos días de color verde oscuro como el resto de las hojas.

Sus frutos son grandes y rojos, y la germinación es relativamente rápida y fácil.

Chambeyronia Macrocarpa Palmspace palmeras y plantas resistentes al frio vivero

 

 

feb 252014
 

Según un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid, se han conseguido documentar más de 2.300 usos que se le dan a las palmeras en las comunidades indígenas y mestizas en países como Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia.

Publicado en la revista ‘Botanical Review’, el estudio señala que, en las regiones objeto de análisis, la mayoría de las especies se usan para alimentación humana, tanto para el consumo directo, como para la preparación de bebidas y la obtención de aceites. Con la savia, que se desprende al cortar hojas e inflorescencias de algunas especies, se fabrica vino de palma. Los frutos de las palmeras son comestibles o bien por el hombre o bien por el ganado. De algunos frutos, como el coco se obtienen aceites, margarina, miel e incluso jabón.

También destaca su uso para fabricar utensilios y herramientas de uso doméstico, para caza y pesca, y para el trabajo en sus campos de cultivo. Cuerdas, sombreros, cestos, chozas, alfombras son algunos de los elementos que también se confeccionan.

Las palmeras tienen además un papel fundamental en la construcción de casas, siendo sus hojas las protagonistas de los techos.

En cuanto a la parte ornamental, muchas de ellas se usan en rituales y ceremonias, como adorno personal en sus fiestas e incluso con fines cosméticos.

ene 232014
 

Es originaria de la zona central de América del Sur, concretamente del centro y sur de Brasil, este de Paraguay, este de Uruguay y norte de Argentina.
El syagrus romanzoffiana, que a lo largo de su historia ha sufrido múltiples cambios de nombre, es conocida comúnmente como Palmera reina o Coco plumoso (Pindó en América latina y Queen Palm en inglés).

Syagrus romanzo Palmspace plantas y palmeras resistentes frio 1

De crecimiento rápido, le gusta mucho la humedad y los suelos fértiles, acelerando su crecimiento bajo estas condiciones. De hecho soporta los suelos encharcados perfectamente.

Puede alcanzar más de 10 metros de altura, e incluso se han documentado ejemplares de hasta 20 metros de altura, y en anchura alcanza los 40 centímetros de diámetro e incluso mayores.

Su aspecto se caracteriza por tener un tronco muy liso en la madurez. Sus hojas pinadas llegan a alcanzar hasta los 5 y 6 metros de longitud.
En cuanto a su resistencia, es moderadamente resistente al frío, pudiendo soportar hasta 8 grados bajo cero. Sin embargo sí es muy resistente al viento, si bien en ocasiones y en función de la fortaleza del ejemplar, con vientos fuertes sus hojas se pueden romper a la altura del peciolo.
Prefiere el pleno sol pero también se adapta a interiores siempre que sean muy luminosos y en sus primeros años de vida, ya que debido a su rápido crecimiento se desarrolla mejor al exterior.

Syagrus romanzo Palmspace plantas y palmeras resistentes frio

A diferencia de otras especias que sí crecen en agrupados en bosques en sus zonas de origen, el syagrus se dispone de manera dispersa por montes y selvas.

Sus frutos son muy parecidos a los cocoteros pero en tamaño mucho más pequeño, de un par de centímetros de longitud, siendo su pulpa especialmente fibrosa y tediosa de eliminar.

Syagrus romanzoffiana Palmspace plantas y palmeras resistentes frio JL3_4575
La germinación de sus semillas es relativamente sencilla siempre que no estén muy maduras y se les aplique el nivel de calor adecuado, ya que requieren de unos 38 grados para germinar, tardando alrededor de 6 semanas en germinar.

Es una de las especies más comercializadas, y está muy presente en el litoral mediterráneo ya que resiste muy bien los vientos marinos.

ene 052014
 

Especie autóctona de Europa, crece espontáneamente en la Península Ibérica. Se la conoce comúnmente como Palmito o Margalló (en inglés European fan palm).

Chamaerops humilis var argentea palmera palmito azul jardin botanico tenerife palspace palmera jardin botanico tenerife palmspace

Sus hojas son palmadas y su tronco puede alcanzar los dos o tres metros de altura, si bien los ejemplares más antiguos pueden alcanzar más de 6 metros. Produce constantemente hijuelos que si no se arrancan dan mucha frondosidad al conjunto. Sus hojas son palmadas de color verde, pero existe la variedad cerífera con un color verde azulado que la distingue perfectamente de la variedad normal.

Chamaerops humilis vulcano Palmspace palmeras resistentes frio cold resistant palms JL3_4913

También existe otra variedad originaria de la isla de Sicilia llamada vulcano que es mucho más compacta y más ornamental. De hecho es una variedad con un gran potencial comercial debido a su especial belleza.

Chamaerops humilis vulcano Palmspace palmeras resistentes frio cold resistant palms JL2_3385
Puede resistir hasta 10/12 grados bajo cero, si bien la variedad cerífera soporta incluso temperaturas algo más frías, Además de al frío, destaca su resistencia al viento, a la sequía y al calor, adaptándose a todo tipo de suelos (calizos, rocosos, pobres en nutrientes y salinos) lo que la hace un todo terreno y motivo por el cual crece espontáneamente entre nosotros.

Chamaerops humilis vulcano Palmspace palmeras resistentes frio cold resistant palms JL3_4792

ene 052014
 

La Parajubaea Torallyi es endémica de los bosques secos de los valles altos de Bolivia, donde su hábitat natural se encuentra entre altitudes entre 1.700 y 3.400 metros. Existen dos variedades de esta palmera que se diferencian por su altura y por el tamaño de la fruta, ya que su aspecto es muy similar. La variedad torallyi que tiene un desarrollo y puede alcanzar alturas de hasta 13 ó 14 metros, y la variedad microcarpa alcanza sólo unos pocos metros de altura.

Parajubaea torallyi Palmspace palmeras resistentes frio cold resistant palms JL3_4784

Es de crecimiento rápido y gran robustez, pero requiere suelos bien drenados para que se tenga un buen desarrollo. Soportan temperaturas de 10 grados bajo cero, e incluso inferiores si están en entornos secos.

Prefiere condiciones de clima templado y seco frente a entornos calurosos y húmedos. De hecho llega a ralentizar su crecimiento en los días más calurosos de verano.

Desde muy pequeña soporta el pleno sol, donde se desarrolla con mayor rapidez, pero también es adecuada para interiores, sobre todo la variedad microcarpa por su tamaño más reducido.

Parajubea torallyi Palmspace palmeras resistentes frio cold resistant palms JL3_4953

Sus frutos (en la variedad torallyi)  pueden llegar a medir entre 5 y 10 centímetros de diámetro, y crear racimos agrupados de unos 15 kilos de peso.

Su resistencia a la sequía, al calor, al frío, a la helada y a otras condiciones adversas, y su capacidad de mantener un buen aspecto hace que sea una palmera con un gran potencial ornamental tanto en exterior como en interior.

Parajubaea torallyi Palmspace palmeras resistentes frio cold resistant palms 1

ene 032014
 

Original de América del sur (Noroeste de Argentina, Sur de Brasi y Uruguay), la Butia Yatay es de aspecto muy similar a la Butia Capitata pero de mayor altura, pudiendo alcanzar más de 10 metros de altura de tronco. En su lugar de origen forman áreas boscosas llenas de grandes palmerales.

Butia yatai Palmspace palmeras resistentes frio cold resistant palms JL3_4899

Se caracteriza por la belleza de su tronco que queda cubierto por las vainas de sus hojas de forma muy ordenada durante mucho tiempo, así como por sus palmas pinadas muy arqueadas de color verde grisáceo  que la hacen singular.

Butia yatai Palmspace palmeras resistentes frio cold resistant palms

Es bastante resistente al frío, resistiendo temperaturas de hasta 12 grados bajo cero, pero necesita suelos bien drenados, ya que no tolera los encaramientos prolongados que provocarían la putrefacción de sus raíces y su muerte. De hecho tolera largos periodos de sequía

Sus semillas tardan varios meses en germinar.

Resiste muy bien los fuertes vientos y prefiere el pleno sol desde joven, por lo que no es adecuada para su uso en interiores.

ene 032014
 

Nannorrhops Ritchiana es original de Pakistán y también de otros países vecinos como Irán, Afganistán o Yemen. También es conocida como Palmera Marazi (en inglés Marazi Palm) o Palmito de Pakistán.

Nannorrhops ritchiana silverPalmspace palmeras resistentes frio cold resistant palms JL3_4772

Sus hojas son palmadas y se caracteriza por su porte arbustivo y por ser multitronco, ya que sus tallos se ramifican bien de manera aérea o rastrera, e incluso subterránea. De hecho sus troncos no alcanzan más de dos metros de altura, si bien se han encontrados ejemplares centenarios con alturas de hasta 10 metros en sus troncos principales.

Se caracteriza por ser una de las palmeras más resistentes al frío, pudiendo resistir hasta los 20 grados bajo cero, siempre que las heladas no sean muy prolongadas y especialmente en zonas de inviternos fríos pero con bajo índice de humedad. De hecho está presente en altitudes de hasta 1.600 metros y puede estar cubierta de nieve.

Nannorrhops ritchiana Palmspace palmeras resistentes frio cold resistant palms 2

Existen dos variedades, la de hoja verde, más resistente al frío y la silver, de color gris azulado que soporta “solo” hasta 12 grados bajo cero.
Es extraordinariamente rústica y refiere situaciones soleadas, aunque también se adapta bien a la semisombra y a todo tipo de suelos incluso a los muy pobres.

Nannorrhops ritchiana Palmspace palmeras resistentes frio cold resistant palms JL3_4911

Su velocidad de crecimiento es media si recibe abundante agua en primavera-verano, si bien conviene que el sustrato se seque entre riego y riego. También es muy resistente a los vientos fuertes y secos así como a la salinidad.

Es más indicada para exteriores, pero en función de las condiciones, se puede utilizar como planta de interior siempre que esté bien iluminada y con algunas horas de solNannorrhops ritchiana silver Palmspace palmeras resistentes frio cold resistant palms  2013-09-01 13.59.45

ene 022014
 

Al igual que todos nosotros, las plantas son seres vivos y como tales, aunque no nos guste, también se ponen enfermas. De hecho lo hacen con más frecuencia de la que nos gustaría, principalmente por falta de prevención. Como no pueden hablar y en general desconocemos que les puede pasar, muchas veces simplemente van enfermando cada vez más hasta que mueren o directamente las tiramos en vez de tratar de salvarlas. El motivo, no sabemos. Este artículo pretende dar un poco de luz al respecto para que la próxima vez que veas como una de tus plantas le pasa “algo”, al menos tengas unas pautas de cómo identificar lo que le pasa y tratar de poner remedio.

Las tres causas principales por las que las plantas se deterioran y enferman son:

  • Por plagas de insectos y otro tipo de parásitos
  • Por enfermedades producidas por hongos, bacterias o virus
  • Por causas ambientales o fisiológicas, principalmente debido a fallos en su cuidado o en su nutrición

Sin pretender ser una relación exhaustiva, ya que existen publicaciones especializadas que sí profundizan mucho más en la identificación de patologías, a continuación vamos a relacionar una serie de alteraciones generales que se dan con mayor frecuencia en plantas, si bien a veces puede ser difícil detectar el síntoma ya que éste puede deberse a una combinación de diferentes causas.

No obstante y dada la sensibilidad creciente hacia las plagas de las palmeras, dedicamos un artículo específico para las enfermedades y plagas más específicas de las palmeras.

Síntomas consecuencia de plagas de insectos y otro tipo de parásitos:

  • Galerías o minas -> larvas minadoras
  • Hojas con agallas o escrecencias -> insectos
  • Masas algodonosas pegajosas -> cochinillas
  • Mordeduras redondas o irregulares -> orugas, caracoles, saltamontes o escarabajos
  • Tallos cortados por el cuello o mordidos -> gusanos
  • Raices cortadas o roídas -> larvas de insectos

 

Síntomas consecuencia de hongos, bacterias o virus:

  • Manchas negras o rojizas, generalmente redondas u ovaladas -> hongos
  • Manchas amarillas y vellosidad blanco-grisácea en el envés de las hojas -> Mildiu
  • Pústulas blancas  -> Albugos
  • Hojas marrones que se van secando progresivamente -> hongos
  • Cuello o base del tronco ennegrecido ->hongos
  • Tallo en putrefacción con moho gris o blanco ->hongos
  • Raices negras ->hongos

 

Síntomas debido a fallos en el cuidado o en la nutrición de palmeras y plantas:

  • Planta marchita y hojas con la punta y el borde secos -> presencia de sales en la tierra o en el agua de riego
  • Planta alargada y pálida, con estructura débil -> falta de luz que obliga a la planta a buscarla alargándose con un desarrollo rápido mal consolidado
  • Desarrollo asimétrico o retorcido -> Luz predominante de un sólo lado o con obstáculos físicos o proximidad en contacto con otras plantas
  • Plantas jóvenes con poco crecimiento, poco desarrollo de las raíces y puntas de las hojas amarillas -> carencia de fósforo en el sustrato
  • Crecimiento escaso o muy lento -> carencia de nitrógeno en el sustrato
  • Crecimiento nulo con amarilleamiento en hojas y caída de éstas -> calcio en la tierra o en el agua en plantas que requieren sustratos y aguas con Ph ácido
  • Hojas amarillas y/o quemadas -> Exposición a sol directo en plantas no aclimatadas o heladas en invierno
  • Hojas con puntas secas -> Ambiente seco y/o falta de riego
  • Hojas con palidez en la coloración de las hojas -> falta de luz
  • Amarilleo rápido de las hojas -> clorosis hídrica
  • Hojas marrones y acartonadas -> exceso de abono
  • Ennegrecimiento de las hojas empezando por las más antiguas – > exceso de riego
  • Raíces podridas -> riego excesivo o estancado

 

Echando un vistazo rápido a estas tres relaciones de síntomas, podemos ver en un porcentaje elevado las causas se deben a problemas en la nutrición y el cuidado de las plantas, algo que depende de nosotros. Lo más grave es que  en muchas ocasiones esto tiene como consecuencia que las plantas sean más propensas a enfermar y por desconocimiento acaben muriendo.

De ahí la importancia de la prevención no sólo de las enfermedades por aplicación de insecticidas y fungicidas, de los que hablamos en el artículo “En qué consisten los tratamientos fitosanitarios”, sino también de darle a las plantas las mejores condiciones ambientales, nutricionales y de riego para que éstas se mantengan fuertes y de las que ya hablamos en los artículos sobre donde ubicar las plantaslos aspectos a tener en cuenta en el riego, o el abonado de las plantas.

Teniendo en cuenta estas sencillas pautas minimicemos el riesgo de que nuestras plantas sean atacadas por parásitos ya sean insectos, hongos y en general cualquier elemento nocivo para nuestras plantas.

dic 312013
 

En el artículo sobre los productos fitosanitarios, hablamos de sus características, principios activos y de cuáles eran los más adecuados para cada plaga. Ahora bien, de cara a su aplicación, esta puede estar condicionada a diversos factores tanto climáticos como a la propia naturaleza de las plantas que vamos a tratar. El conocimiento de dichos factores es básico a la hora de conseguir que el tratamiento sea efectivo:

Tipo de planta

Dependiendo del tipo de planta, la dificultad que encontremos a la hora de mojarla y su nivel de desarrollo podremos emplear un tipo de producto u otro y elegir entre diferentes métodos de aplicación.

Condiciones climáticas

El clima es un factor decisivo a la hora de realizar un tratamiento, condicionando su eficacia e incluso su toxicidad hacia el cultivo. Existen una serie de recomendaciones que deberemos seguir para evitar problemas causados por las condiciones climáticas.

Se deben evitar los tratamientos con lluvia o previsión de lluvias ya que el lavado del producto aplicado hará que perdamos casi totalmente la eficacia del tratamiento.

Ante temperaturas elevadas prestaremos especial atención al empleo de productos tóxicos por inhalación, ya que aumenta su volatilidad. Tampoco aplicaremos con aceites, ni espolvorearemos con azufre, ya que puede quemar las hojas.

En el caso opuesto de temperaturas bajas, no aplicaremos compuestos a base de cobre, ya que pueden resultar fitotóxicos.

En cuanto al viento, no aplicaremos espolvoreo ni atomización en presencia de vientos, aunque sean suaves (más de 15 km/h). Si las rachas de viento son más fuertes (más de 25 km/h) no es recomendable realizar tratamientos aéreos por la deriva del producto.