ago 032013
 

También conocida como palmera aguja, erizo o palmera puercoespín, su origen se sitúa en los Estados Unidos y se caracteriza por ser una de las más resistentes al frío, ya que su resistencia se cifra en -23 grados centígrados, si bien se han documentado casos llegando a soportar heladas de hasta -28 grados. De hecho junto con el Sabal Minor y Nannorrhops Ritchiana es la especie que más resistencia al frío tiene.

Aunque resiste bien las heladas, se desarrolla mejor si los veranos son cálidos. Suele encontrarse en su hábitat natural en la sombra o semisombra, en zonas boscosas y húmedas. Dado su porte no muy grande, suele crecer a la sombra de otros árboles. Sin embargo, bajo pleno sol se desarrollará más rapidamente, especialmente si le ofrecemos un buen abonado y riegos periódicos procurando que el sustrato esté siempre húmedo

Su porte es de tipo arbustivo, desarrollando un tronco fibroso y lleno de espinas (de ahí su nombre).

A diferencia de la mayoría de palmeras, se produce un enraizamiento de los tallos rastreros que le permiten producir hijuelos que pueden llegar a independizarse.

Rhapidophyllum hystrix en vivero palmspace

Aunque es más apta para exteriores, por su tamaño, origen y necesidades de luz y humedad, puede ser una alternativa para interiores siempre que disponga de luz suficiente. Además su nivel de mantenimiento es muy bajo.

Debido a lo afilado de sus agujas del tronto, unido a su bajo mantenimiento y alta resistencia, también utiliza como barrera natural para delimitar espacios.

 

Rhapidophyllum hystrix